noticias



Día Internacional de la Tartamudez

Día Internacional de la Tartamudez

22 de Octubre, Día Internacional de Concienciación de la Tartamudez

La Fundación Española de la Tartamudez es una entidad sin ánimo de lucro que actúa principalmente en el ámbito nacional y cuya misión es ayudar a todas aquellas personas que tartamudean para intentar mejorar su calidad de vida.

La tartamudez es una “peculiaridad“ que afecta a un 1% de la población mundial adulta y a un 5% de la población infantil, o lo que es lo mismo, más de 800.000 personas en toda España tartamudean, pero socialmente, sanitariamente, seguimos en la más completa indefensión y todavía la sociedad se dirige a nosotros con mofa. Por eso, como cada 22 de Octubre - Día Internacional de Concienciación de la Tartamudez, TTM-España lanza la Campaña de Normalización con una gráfica y con un claim potentísimo “Liberando las Palabras. Danos tiempo, rompamos las barreras de la incomunicación”.

El objetivo principal: Concienciar a la sociedad sobre la naturaleza, la problemática y las necesidades de las personas que tartamudeamos. Con ello queremos terminar con esa devaluada imagen que se tiene de nosotros y al mismo tiempo minimizar las barreras que todavía hoy en día obstaculizan a las personas que tartamudeamos a comunicarnos.

La sociedad necesita ser educada. El objetivo para el 2014 es la NORMALIZACION de las personas que tartamudeamos, con el fin de contribuir en nuestra integración y conseguir tener las mismas oportunidades que cualquier otra persona.

Otro de nuestros principales objetivos es incidir en campañas de detección precoz y asistencia a los niños con factores de riesgo, para evitar así que los niños con disfluencias evolutivas típicas acaben desarrollando patrones de tartamudez persistente. “Ser diferente, presentar alguna característica atípica puede ser realmente duro y en muchas ocasiones puede entrañar problemas profundos de carácter anímico o psicológico. Pero si además esa “diferencia” no se gestiona apropiadamente desde la infancia puede acabar convirtiéndose en un verdadero trauma.

Es habitual que los niños pequeños, entre 2 y 5 años, no tengan una fluidez total en el habla hasta que aprenden a organizar las palabras y las frases. Sin embargo, hay que ser conscientes de que las disfluencias del niño pueden derivar en atípicas, por lo que es imprescindible diferenciarlas de las más corrientes para tratarlas lo antes posible ya que a partir de los 6 años el habla está prefijada y el niño ya tiene capacidad de sentirse diferente al resto.Por ello desde la Fundación Española de la Tartamudez insistimos en lo importante que es trabajar con el entorno e intervenir en el ámbito escolar para advertir como debemos comportarnos: “Es importante dar tiempo al niño, no hay que cortarle en su exposición, no hacerle observaciones ni correcciones en el habla, no completar lo que dice ni terminarle las frases”.

Recuerda, para lograr un adulto feliz a pesar de su tartamudez, es imprescindible desde la infancia aceptarlo y quererlo tal cual, no tratarlo como a un enfermo, ni deficiente, ni como un niño nervioso. Los bloqueos retroceden cuando la comunicación es esencial y el niño se siente aceptado y cómodo.

Este año presentamos nuestra campaña con un potente video de la mano de nuestro embajador el actor Antonio de la Torre que encontrarán en el siguiente enlace

Portada

La pirámide de Maslow

Programación




F.E.P.A.L. | Contacto | Mapa Web | Administración
Asociación de Profesores Especializados en Pertubaciones de la Audición y del Lenguaje